Avenida – Edicion Digital

 Breaking News

Tras su huida por los ataques yihadistas, los cristianos de Mosul necesitan ayuda

julio 24
16:28 2014

Irak continúa inmerso en una gran inestabilidad política y social, a lo que hay que sumar el terrible acoso del terrorismo islámico. Durante las últimas semanas, los cristianos están siendo víctimas de la violencia, lo que está provocando su salida de algunas regiones e incluso del país.

La presencia cristiana está desapareciendo en Iraq a causa del odio extremista, que está sembrando el terror y la desolación. El pasado 5 de junio comenzaron los brutales ataques en Mosul, se cree que obra del grupo terrorista ISIL («Estado Islámico en Irak y el Levante»), vinculado con Al Qaeda, conocida por cometer también brutales ataques anticristianos en Siria.

Los datos son alarmantes: en 2003, la comunidad cristiana de esta ciudad tenía unos 35.000 fieles, tras la guerra, el número descendió trágicamente a unos 3.000, “Ahora es probable que no haya quedado nadie”, afirma el Arzobispo caldeo de Mosul Emil Shimon Nona. “Seguimos orando para que nuestro país pueda finalmente encontrar la paz”, dice el Arzobispo Nona, que en estos últimos días terribles tuvo que instar una vez más a sus fieles a no perder la esperanza. “No es fácil después de tantos años de sufrimiento, pero los cristianos iraquíes estamos firmes en nuestra fe y debemos mantener la esperanza, incluso en la persecución. Es un gran desafío, sobre todo después de lo que pasó en estos días”.

Arzobispo Caldeo

De acuerdo con los datos aportados por el Arzobispo, al estallar las luchas, todos los aproximados 3.000 habitantes cristianos de Mosul abandonaron inmediatamente la ciudad; encontraron refugio en su mayoría en los pueblos de la cercana planicie de Nínive. La Iglesia alojó provisionalmente a los refugiados en escuelas, salas de catequesis y casas abandonadas. El Arzobispo añadió que «no se sabe si las familias podrán volver alguna vez a Mosul».

 NiñosFamilia

Regina Lynch, Directora de proyectos de Ayuda a la Iglesia Necesitada, dice: «Nos sentimos muy unidos a esta Iglesia, con la que compartimos su calvario y sus preocupaciones desde 1983. Estos sufrimientos sin fin son una herida abierta para nosotros. Queremos que los cristianos de Irak sepan, más que nunca, que los cristianos del resto del mundo no los dejan solos, que rezan por ellos y les ayudan, en la medida de lo posible. Además de los proyectos corrientes que tenemos deseamos enviar una ayuda de emergencia para mostrarlo así a nuestros hermanos y hermanas». Durante los últimos cinco años, Ayuda a la Iglesia Necesitada ha prestado ayudas en Irak por un importe de unos 2,4 millones de euros.

Mensaje urgente del Patriarca Louis Raphael Sako.
¿Dónde están los cristianos de Mosul?.

Patriarca

A todos aquellos que tienen conciencia de Irak y del Mundo.  A los hermanos musulmanes moderados que tienen voz en Irak y en el Mundo. A todos aquellos preocupados por que Irak no pueda seguir siendo un país para Sus Hijos. A todos los líderes de pensamiento y opinión. A todos aquellos que proclaman la libertad de religión de los seres humanos. A todos aquellos que protegen la religión y la dignidad de los seres humanos ¡Que la Paz y la Misericordia de Dios estén con vosotros! 

El control que los Yihadistas islámicos ejercen sobre Mosul y la proclamación de un Estado Islámico sobre la misma (tras varios días tranquilos y expectantes, observando el desarrollo de los acontecimientos), ha tenido un efecto negativo en la población cristiana de la ciudad y sus alrededores.

El primer indicio fue el secuestro de dos monjas y tres huérfanos, que después de 17 días en cautiverio, fueron puestos en libertad. En ese momento, sentimos un rayo de esperanza, como cuando se percibe un claro en el cielo, después de la tormenta.

De repente, nos sorprendió el desarrollo de los acontecimientos, con la noticia de la proclamación de un Estado islámico y el aviso a los cristianos de que o bien se convertían al islam, o bien pagaban el joziah (el impuesto que los no-musulmanes deben pagar si viven en la tierra del islam), sin especificar la cantidad exacta. Su única alternativa era abandonar la ciudad y sus casas, solamente con la ropa que llevasen puesta, sin coger nada más. Además, según la Ley islámica, después de su salida, sus casas ya no les pertenecerían, sino que pasarían de manera instantánea a ser confiscadas como propiedad del Estado islámico.

En estos últimos días, se ha escrito la letra “N” en árabe, que significa “nazara”, cristiano, sobre la fachada de las casas cristianas; y en las casas chiíes, la letra “R” que quiere decir “rwafidh”, protestante o apóstata. No sabemos qué pasará en los próximos días, porque en un Estado islámico, la sharia, o ley islámica, tiene mucho poder. Además, han interpretado que es necesaria la expedición de tarjetas de identidad nuevas para la población, basadas en la afiliación religiosa o de culto

Esta clasificación, basada en la religión o el culto, afecta a los musulmanes y además contraviene la regulación del pensamiento islámico que se expresa en el Corán, que dice: “Tú tienes tu religión y yo tengo mi religión” y en otro sitio del Corán: “no hay coacción en la religión”. Justo esta es la contradicción que ha existido en la vida y la historia del mundo islámico durante más de 1400 años, y en la coexistencia con otras religiones y naciones diferentes en oriente y occidente.

Con el debido respeto a todas las creencias y dogmas, entre los cristianos y musulmanes se ha dado una vida de hermandad. Cuánto han compartido los cristianos aquí en nuestro oriente, especialmente desde los comienzos del islam: han compartido cada circunstancia agridulce de la vida; la sangre cristiana y la musulmana se han mezclado y derramado en defensa de sus derechos y tierras. Juntos han construido una civilización, ciudades y patrimonio. Es realmente injusto ver cómo tratan ahora a los cristianos, rechazándolos y echándolos, sin tenerlos ninguna consideración.

Está claro que el resultado de esta discriminación respaldada por la ley, será la peligrosa eliminación de la posibilidad de coexistencia entre mayorías y minorías. Esto hará mucho daño a la comunidad musulmana, tanto en el futuro cercano, como en el lejano. Si se sigue en esta dirección, Irak acabará frente a una catástrofe histórica, humana y civil.

Hacemos un llamamiento con todas nuestras fuerzas, en un espíritu de fraternidad humana. Os apelamos de manera urgente, impulsados por el riesgo y a pesar del mismo, e imploramos, en particular, a nuestros hermanos iraquíes, que reconsideren y reflexionen sobre la estrategia que han adoptado. Y les rogamos que respeten a los inocentes inofensivos, sin importar la religión, nacionalidad o culto.

El Sagrado Corán ordena a los creyentes que respeten al inocente y nunca los ha llamado a confiscar las pertenencias, bienes, o propiedades de otros por la fuerza. El Corán dice que hay que dar refugio a la viuda, al huérfano, al pobre, al inofensivo y respetar “al séptimo vecino”.

Apelamos a los cristianos de la región, para que actúen razonablemente y con prudencia, y que consideren y planifiquen todo en la mejor manera posible. Hagámosles entender a lo que está llamada esta región: a que se practique la solidaridad en el amor, a que se examine la realidad de manera conjunta, para poder encontrar los caminos de reconstrucción de la confianza en unos mismos y en los vecinos. Déjenles quedarse cerca de su iglesia y alrededor de ella; que aguanten el tiempo de prueba y recen hasta que pase la tormenta.

 

 

About Author

Cholo Hurtado

Cholo Hurtado

Related Articles

0 Comments

No Comments Yet!

There are no comments at the moment, do you want to add one?

Write a comment

Write a Comment




Perdón! Datos del tiempo no disponibles!




Data powered by

 

Libros

Mis años con el Papa Juan XXIII He vivido con un santo
El viaje de Tanaka El sueño de los Faranones 1984

 

 

CINE

noviembre 2020
L M X J V S D
 1
2345678
9101112131415
16171819202122
23242526272829
30  

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.
ACEPTAR

Aviso de cookies