Avenida – Edicion Digital

 Breaking News

La Reforma luterana no se explica sólo por divergencias teológicas. Congreso en Roma sobre la perspectiva histórica

La Reforma luterana no se explica sólo por divergencias teológicas. Congreso en Roma sobre la perspectiva histórica
abril 01
08:36 2017
“Lutero 500 años después. Una relectura de la reforma luterana en el contexto histórico eclesial”

(ZENIT – Ciudad del Vaticano).- Los estudios históricos y su perspectiva permiten hoy entender que la Reforma protestante no se explica solamente por motivos teológicos. Y si bien existieron malentendidos en la raíz de la rotura, había sobre todo un contexto histórico, político y económico, sin el cual no hubiera sido posible una escisión de la cristiandad.

Lo indicó el jueves 23 el presidente del Comité pontificio de ciencias históricas, padre premonstratense, Bernard Ardura, quien acompañado por el profesor Johannes Grohe, ordinario de historia medieval en la Universidad pontificia de la Santa Cruz, tuvieron un encuentro con los periodistas en la Oficina de prensa de la Santa Sede.

Allí explicaron el Congreso Internacional de estudio organizado por el el Comité pontificio de ciencias históricas, con motivo del V centenario de la reforma luterana, que se realizará del 29 al 31 de marzo en el Instituto María Santísima Niña, situado a dos pasos del Vaticano.

El título del encuentro será “Lutero 500 años después. Una relectura de la reforma luterana en el contexto histórico eclesial”, el cual dará una serie de datos históricos que permitirán entender mejor cuanto sucedido.

Interrogado por ZENIT, el padre Ardura señaló que en la Reforma, “hay relecturas que permiten descubrir que existieron malentendidos y esto lo hemos ya vivido con las Iglesias Ortodoxas”. Señaló por ejemplo el tema de la justificación, sobre la fe y las obras, que era central en la Reforma y que recientemente “fue objeto de un acuerdo entre las dos Iglesias, que permite entender que con palabras diversas tenemos una comunión en la misma fe”.

Reconoció entretanto que quedan pendientes “otros aspectos, como la constitución misma de la Iglesia, el rol del ministerio en el interior de la Iglesia, la sucesión apostólica, el lugar de los sacramentos”. Todos estos son “temas que aún se mantienen aún abiertos”.

“La perspectiva histórica -prosiguió el presidente del Comité pontificio de ciencias históricas- nos permite entender más en profundidad. Porque Lutero no llega en medio de una Iglesia que sería para tirar”, por el contrario “llega en una Iglesia que conoce ya en la segunda parte del siglo XV, elementos de reforma”.

Aseguró que en el congreso “presentaremos tantos ejemplos en varios países de Europa, a nivel de los obispos, pero sobre todo las reformas en el interior de las órdenes religiosas, sean Benedictinos, Premonstratenses, Cistercienses. Sea en Inglaterra, Bohemia, Italia o en Francia”.

Así la perspectiva histórica “permite entender mejor otro aspecto: cuáles son los elementos no teológicos que llevaron a la rotura. No nos olvidemos que en Alemania existían tensiones entre los príncipes y el emperador de que era era la cabeza del Sacro imperio católico y era la encarnación del imperio católico”. Y recordó que el emperador era llamado “majestad imperial apostólica”.

En ese contexto “el protestantismo encontró especialmente en los príncipes alemanes su punto de difusión”. Sin olvidar “aspectos económicos como la secularización de los bienes eclesiásticos”.

Por todo esto “solamente las cuestiones teológicas no explican la reforma luterana”, indica el profesor Ardua, porque “la Iglesia es semper reformanda, y ya entonces la Iglesia estaba en un proceso de reforma”.

“Al inicio Lutero -explica el profesor- quiere un camino espiritual, hacer una reforma en el interior de la Iglesia, pero después hay una evolución y una presión de todas las partes, que desembocarán en la rotura”.

El desafío pero, era “coincidir en comunión”, como lo fueron las reformas que la Iglesia tuvo en el interior a lo largo de los siglos.

Otro aspecto que señaló el director del Comité histórico, “es la praxis concreta de las indulgencias, que es la chispa que hace incendiar la pólvora. Porque hay modos de hacer que uno se da cuenta después de tanto tiempo, que no están en consonancia con la realidad espiritual”. Y precisó esta idea indicando que “aún hoy cuando se piden indulgencias a la penitenciaría apostólica, está escrito en grandes letras: ‘esto es gratuito’, Porque la indulgencia es un don de Dios que no se compra. Y existieron modos de hacer que eran muy contestables”.

Sergio Mora
Imagen: Padre Ardura, Dr. Greg Burke, Mons. Johannes Grohe

About Author

Cholo Hurtado

Cholo Hurtado

Related Articles

0 Comments

No Comments Yet!

There are no comments at the moment, do you want to add one?

Write a comment

Write a Comment




Perdón! Datos del tiempo no disponibles!




Data powered by

 

Libros

Mis años con el Papa Juan XXIII He vivido con un santo
El viaje de Tanaka El sueño de los Faranones 1984

 

 

CINE

diciembre 2020
L M X J V S D
 123456
78910111213
14151617181920
21222324252627
28293031  

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.
ACEPTAR

Aviso de cookies