Avenida – Edicion Digital

 Breaking News

Japón: El Santo Padre podría visitar Hiroshima y Nagasaki en noviembre

Japón: El Santo Padre podría visitar Hiroshima y Nagasaki en noviembre
julio 11
19:54 2019
Una peregrinación de paz.

(ZENIT).- El Papa Francisco había confiado a la prensa su proyecto de viaje en noviembre próximo: el proyecto se está volviendo claro, anuncia Japan Today. El Papa podría estar en Hiroshima y Nagasaki el 24 de noviembre próximo. El Vaticano aún no lo ha confirmado.

El 23 de noviembre, el Papa tendría previsto reunirse con el primer ministro japonés Shinzo Abe y el emperador Naruhito en Tokio, y presidiría la Misa en el Estadio Tokyo Dome el 25 de noviembre.

El Papa había escrito dos cartas en mayo pasado, prometiendo su oración por los ciudadanos de las dos ciudades de Hiroshima y Nagasaki, en respuesta a los alcaldes y al gobernador de la Prefectura de Hiroshima, que lo habían invitado.

El Papa “condenó no solo el uso de armas nucleares, sino su “posesión” por primera vez en un discurso pronunciado en 2017, dijo Japan Today.

La no proliferación nuclear
Este sería el segundo viaje de un papa a Japón después de la visita del papa Juan Pablo II, en febrero de 1981: él participó en un programa de televisión con gran éxito. Lo más importante es que Juan Pablo II visitó el Parque Conmemorativo de la Paz de Hiroshima, la iglesia católica Urakami Tenshudo en Nagasaki y una residencia de los “hibakusha”, los japoneses que aún hoy sufren de radiación.

En cuanto al Papa Francisco, él cumpliría su deseo como joven jesuita de ir a Japón: su candidatura no había sido elegida por su salud. En 1958, a la edad de 22 años, cuando decidió ingresar a la Compañía de Jesús, soñaba con ser misionero en Japón. Pero al final de su noviciado, su solicitud fue rechazada debido a sus problemas respiratorios.

El primer jesuita en convertirse en Papa seguirá los pasos de San Francisco Javier, quien introdujo el cristianismo en Japón en 1549.

El primer ministro Shizo Abe invitó oficialmente al Papa a visitar Japón en junio de 2014. El 2 de mayo de 2018, el alcalde de Nagasaki, Tomihisa Taue, presentó al papa Francisco una carta firmada por él y por el alcalde de Hiroshima, Kazumi Matsui, invitándolo a visitar las dos ciudades golpeadas por las bombas atómicas en agosto de 1945, causando 110,000 bajas en el lugar y al menos el mismo número como resultado de la radiación.

Los japoneses “entienden el precio de la paz”, dijo Mons. Paul Richard Gallagher, secretario de la Santa Sede para las relaciones con los Estados, al final de su viaje a la Tierra del Sol Naciente, del 28 de enero al 3 de febrero de 2017.

No identificar el cristianismo y Occidente
Este viaje también marcaría el camino hacia la Conferencia Internacional de No Proliferación Nuclear de 2020. Asimismo sería una oportunidad para desmantelar la falsa identificación entre Occidente y el cristianismo, que es un obstáculo para la adhesión de los japoneses al Evangelio: se teme ser infiel a la patria pidiendo el Bautismo. ¿No son los bautizados los que han disparado las bombas atómicas? El Bautismo es a menudo sinónimo de apartarse de la familia.

En un diálogo con la prensa en el avión Roma-Panamá el 23 de enero pasado, el Papa dijo que viajaría a Japón en noviembre.

Un  viaje apostólico a Japón está actualmente “en estudio”, confirmó el director interino de la Oficina de Prensa de la Santa Sede, Alessandro Gisotti. “Como ya ha dicho el Papa en otras ocasiones, tiene un gran deseo de ir a este país”, agregó el portavoz.

En 1973, como provincial de los jesuitas en Argentina, el papa recibió al superior general de la compañía, el padre Pedro Arrupe, “quien encarna la epopeya jesuita contemporánea en Japón” y cuyo proceso de canonización se abrió en noviembre de 2018.

El padre general de la Compañía de Jesús, Pedro Arrupe, elegido en 1965, murió en 1991. Era el maestro de los novicios presentes en Hiroshima el 6 de agosto de 1945: ninguno de ellos fue irradiado por la bomba, lo cual le hizo manifestar que “el Corazón de Jesús es más poderoso que la bomba atómica”.

Encuentros en el Vaticano
El Papa se reunió en el Vaticano con un sobreviviente de la bomba de Hiroshima, la señora Setsuko Thurlow y una delegación que llevaba la Llama de Hiroshima, el 20 de marzo, en la Plaza de San Pedro.

Y el 19 de junio saludó en la audiencia general a los jóvenes japoneses de Nagasaki de la asociación Jóvenes Mensajeros de la Paz («Youth Peace Messengers»).

Vinieron de Japón para continuar reactivando “las iniciativas en todo el mundo para que estos terribles eventos no se olviden y estas tragedias no vuelvan a ocurrir”, dijo L’Osservatore Romano el 20 de junio.

Con ellos, en la Plaza de San Pedro, también había un grupo de la cadena de televisión japonesa  Nippon, Television Network Corporation, dirigida por Yorisha Kono, quien realizó un documental sobre la foto, tomada por Joseph Roger O’Donnell.

El Papa comentó esta foto, evocada repetidamente como un símbolo elocuente de las consecuencias de la tragedia de Nagasaki: representa a un niño con su hermano pequeño que murió en el bombardeo atómico esperando su turno para incinerar el cuerpo.

El Papa la convirtió en su tarjeta de felicitación por la paz con motivo del Año Nuevo 2018, bajo el signo del “no” a la energía nuclear. Eligió, como tarjeta de felicitación en 2018, esta foto de un niño que llevaba a su hermano pequeño muerto al crematorio de Nagasaki (Japón, 9 de agosto de 1945). Comentó, en italiano: “El fruto de la guerra”.

Saludos al emperador Naruhito
El Papa Francisco dirigió sus “cordiales saludos” y sus “mejores deseos” a su majestad imperial Naruhito, nuevo Emperador de Japón, con motivo de su acceso al trono, en un telegrama enviado el jueves 2 de mayo de 2019.

“Le aseguro mis oraciones para que pueda recibir los dones de sabiduría y fortaleza en su servicio a la nación”, escribió el Papa en inglés.

El Papa también invocó las “bendiciones divinas de la paz y del bienestar” sobre el nuevo emperador, los miembros de la familia imperial y todos los japoneses.

El 1 de mayo, Naruhito, de 59 años, sucedió oficialmente a su padre Akihito, que eligió abdicar después de 30 años de gobierno.

En cuanto al cardenal Thomas Aquino, Manyo Maeda, arzobispo de Osaka, quien nació en la archidiócesis de Nagasaki y también fue pastor en Hiroshima -las dos ciudades del martirio de la locura nuclear- declaró a L’Osservatore Romano el 20 Julio de 2018, en una entrevista donde habla sobre el papel de la Iglesia en un Japón cada vez más secularizado.

Finalmente, el 8 de febrero de 2017, el Papa Francisco elogió la beatificación del mártir samurai Takayama Ukon (1552-1615), que había tenido lugar el día anterior en Japón. Un ejemplo de “fortaleza en la fe”, dijo.

ANITA BOURDIN
Imagen: La Sra. Setsuko Thurlow,
sobreviviente de la Bomba Atómica y la Llama de Hiroshima
(© Vatican Media)

About Author

Cholo Hurtado

Cholo Hurtado

Related Articles

0 Comments

No Comments Yet!

There are no comments at the moment, do you want to add one?

Write a comment

Write a Comment




Perdón! Datos del tiempo no disponibles!




Data powered by

 

Libros

Mis años con el Papa Juan XXIII He vivido con un santo
El viaje de Tanaka El sueño de los Faranones 1984

 

 

CINE

septiembre 2019
L M X J V S D
« Ago    
 1
2345678
9101112131415
16171819202122
23242526272829
30  

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies