Avenida – Edicion Digital

 Breaking News

Fernando Bielza: de diplomático a seminarista

Fernando Bielza: de diplomático a seminarista
mayo 23
22:12 2013

Nacido en 1977 estudio derecho, económicas y la carrera diplomática. Es, actualmente, seminarista de 2º curso y fue el enviado a nuestra parroquia de Santa María a darnos este año testimonio de su vocación con motivo del día del seminario.

fernando-bielza

Pregunta.- Fernando, ¿por qué quieres ser sacerdote?
Respuesta.- Bueno, realmente, no sé si quiero ser sacerdote. Diría más concretamente que “Cristo me ha llamado a estar con Él”, y que el sitio donde quiere que esté ahora es el Seminario. Dice el Evangelio que Jesús “subió al monte y llamó a los que él quiso; […] para que estuvieran con Él”. Pues eso es más o menos lo que yo estoy viviendo.

P.- Pero, ¿qué significa sentirse llamado por el Señor?
R.- Pues es una mezcla de razones, y, sobre todo, de “razones del corazón que la razón no entiende”, como diría Pascal. Cada cristiano llamado por el Señor el día de su bautismo, según va viviendo –y estudiando, y rezando, y recibiendo la gracia de Dios en los sacramentos– va descubriendo cuál es su ser más profundo, el sentido de su vida, aquello que Dios “tiene preparado para él desde la creación del mundo” (Mt. 25, 34). Normalmente ese camino pasa por el proyecto de formar una familia, pero a veces, resulta que no es así.
Es difícil de entender por qué la voluntad de Dios para uno no es que forme una familia, ya que todos tenemos una “vocación natural” a formar una familia. Pero ocurre, y es algo tan exigente –y tan placentero- como tener una familia.

P.- En tu caso, ¿qué es lo que te hizo llegar a ese convencimiento?
R.- Sobre todo durante el tiempo que estuve en la Universidad y preparando oposiciones tuve la enorme gracia de poder comprender que, mucho más allá de creer como “aceptación”, la fe significaba una vivencia espiritual dentro de la Iglesia, es decir, con personas concretas, para acciones concretas.
En mi caso, fue determinante ser catequista en la Parroquia de San Jorge, y participar en la Asociación Juvenil “Corona”.
Cuando me encontré “colocado” como diplomático –que ha sido mi otra gran “vocación”– y con una novia con la que llevaba casi 5 años, empecé a darme cuenta de que “eso” no podía ser toda mi vida, que el corazón me pedía más, que mi libertad no la encontraba ahí. Y empecé a buscarlo, “en lo más hondo de lo más hondo del corazón”, como hubiera dicho San Agustín.
Y para mi sorpresa, me acabé dando cuenta de que mi amor verdadero es… el Señor. ¿Cómo me quería? ¿Dónde? Pues ni idea, pero me puso una inquietud en el corazón, y me hizo ver que solamente se posee de verdad aquello que se le entrega.
 

P.- Y ¿cómo se toma una decisión así? ¿Qué hace que te pongas en marcha en esa dirección cuando ya estás metido en otra?
R.- En el fondo, más que tomar otra dirección, yo diría que se trata más bien de “remar mar adentro”, en algo en lo que ya estaba, soltando lastre para dedicarme sólo a Él.
También casarme hubiera sido eso, si por un amor humano hubiera “debido” dejarlo todo. Pero he optado por lo que vale más la pena. Ahora bien, es verdad que no es una decisión fácil.
No hubiera podido tomarla sin ciertas “ayudas” internas y externas: el convencimiento íntimo en algunos momentos de oración, algunos amigos míos que entraron en el Seminario sin que aquello fuera el fin del mundo… Y la enfermedad de mi padre, que me puso delante de los ojos el ver que sólo se vive una vez, y que en la vida vale más la pena jugársela que arrepentirse de haberse equivocado.

P.- ¿Cuál es el resultado de esa decisión después de estos dos años?
R.- Pues muy bien. El vértigo sigue un poco ahí dentro, pero la experiencia de vida en el Seminario hace ganar a la existencia tanta anchura y profundidad que sólo por eso compensa.
No es que me haya hecho mejor persona de lo que era antes, pero el Señor verdaderamente da el ciento por uno de lo que te pide que le entregues.
Y saber que he puesto “la directa” hacia mi Destino, aun desconociendo en qué se va a concretar, es mucho más que el ciento por uno: es la Vida Eterna.

About Author

Cholo Hurtado

Cholo Hurtado

Related Articles

0 Comments

No Comments Yet!

There are no comments at the moment, do you want to add one?

Write a comment

Write a Comment




Perdón! Datos del tiempo no disponibles!




Data powered by

 

Libros

Mis años con el Papa Juan XXIII He vivido con un santo
El viaje de Tanaka El sueño de los Faranones 1984

 

 

CINE

septiembre 2020
L M X J V S D
 123456
78910111213
14151617181920
21222324252627
282930  

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.
ACEPTAR

Aviso de cookies