Avenida – Edicion Digital

 Breaking News

El principal mandamiento

El principal mandamiento
agosto 09
14:35 2013

domingo_fernandezDomingo Fernández
Franciscano Capuchino

 

 

 

La ley de Moisés contenía 613 mandamientos. Los fariseos discutían con frecuencia sobre cuál sería el más importante. Ante la duda se acercan a Jesús y le preguntan: “Maestro, ¿cuál es el mandamiento principal de la ley?” El Señor les responde rápido: “El principal y primer mandamiento es éste: Amarás al Señor tu Dios con todo tu corazón, con toda tu alma, con todo tu ser”. Pero añade algo que no le habían preguntado: “El segundo es semejante al primero: amarás a tu prójimo como a ti mismo” (Mt 22, 34-39).
La esencia del cristianismo consiste en amar. Este es el mandamiento único que tiene doble vertiente: Dios y el prójimo. Los primeros cristianos se llamaban sencillamente hermanos. “Tenían un solo corazón y una sola alma” (Hch 4, 32). Los paganos exclamaban al ver su vida: “Mirad cómo se aman”. Los primeros cristianos habían convertido en norma de vida las palabras del Maestro: “En esto conocerán que sois mis discípulos, si os amáis unos a otros” (Jn 13, 35).
Si nos amáramos…: Uno piensa lo maravilloso que sería este mundo si todos cumpliéramos el mandamiento de amar a los demás como a nosotros mismos. Tendríamos un mundo totalmente distinto al actual. Vamos a soñar un poco y nos lo vamos a imaginar al menos por un momento.

“La esencia del cristianismo consiste en amar a Dios y al prójimo”


Por de pronto no harían falta los ejércitos de tierra, mar y aire. Hoy las naciones gastan cantidades fabulosas en armamentos cada vez más sofisticados, y en preparar a los hombres para la guerra o para defenderse de ella. Figuraos todas esas máquinas militares construyendo hospitales y escuelas, todos esos hombres dedicados a la enseñanza, a la producción, a hacer el bien…
Otra cosa magnífica sería que no habría personas que vivieran en la miseria por falta de recursos. El problema del hambre, del vestido, de la vivienda… no existiría. Todos los que tuvieran bienes abundantes los compartirían con los que no los tuvieran; desaparecerían las diferencias sociales y humanas que hoy existen. La cuestión social no existiría porque todos nos comportaríamos cristianamente unos con otros.
El amor nivela las diferencias: El amor nivelaría las diferencias: las enormes diferencias que constituyen el mayor fracaso de nuestra sociedad; trataríamos todos con todos y de igual a igual. Nos veríamos libres de la estridente y falaz propaganda y del anuncio engañoso que hoy oprime a nuestra sociedad. Tendríamos ideas propias y no simplemente las que nos sirven la radio y la televisión. El prójimo no sería alguien de quien debemos aprovecharnos, sino alguien a quien debemos amar y respetar…
Cierto que por la debilidad humana será difícil el que construyamos un mundo como el que acabamos de describir; pero, al menos, no es tan difícil el que consigamos un mundo un poco mejor que el que tenemos. No hay por qué desanimarse; podríamos proponernos cada uno amar a nuestro prójimo un poco más de lo que hasta ahora le hemos amado. Y veríamos como el mundo comenzaba a ser bastante mejor.
Por lo demás, el amor al prójimo es la mejor garantía de que nuestro amor a Dios es sincero. Es san Juan quien afirma: “Si alguno dice: amo a Dios y aborrece a su hermano, es un mentiroso; pues quien no ama a su hermano a quien ve, no puede amar a Dios a quien no ve” (1 Jn 4, 20).

About Author

Cholo Hurtado

Cholo Hurtado

Related Articles

0 Comments

No Comments Yet!

There are no comments at the moment, do you want to add one?

Write a comment

Write a Comment




Perdón! Datos del tiempo no disponibles!




Data powered by

 

Libros

Mis años con el Papa Juan XXIII He vivido con un santo
El viaje de Tanaka El sueño de los Faranones 1984

 

 

CINE

septiembre 2020
L M X J V S D
 123456
78910111213
14151617181920
21222324252627
282930  

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.
ACEPTAR

Aviso de cookies